viernes, 18 de septiembre de 2015

Cerca

Sucede a media mañana, cuando deambulo por casa. También en mitad de la noche, justo antes de volver a dormir o al menos intentarlo. En realidad me ocurre a todas horas, en cualquier momento. Paso delante de tu puerta y se me escapa: Hola. No estás pero a diario continúo entrando en tu habitación para gastarte una broma, contarte algo, preguntártelo. ¿Y Pilar, ha salido? Le decía ayer a María. Es bonito que se me olvide. No me acostumbro. Pese a lo lejos te sigo pensando cerca. 

1 comentario :

¡Gracias por comentar!