sábado, 3 de diciembre de 2016

Bye bye, Nico!

Nico no quiere ser campeón del mundo. O quizás, ahora que por fin se ha quitado el mono, quiera serlo para siempre. Porque siempre quiso ser como Keke. Padre e hijo, saga de campeones del mundo. Y la pequeña Alaïa que ya da sus primeros pasos por casa Rosberg. Pronto correrá.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!