miércoles, 7 de octubre de 2015

Caminante de palabras (#1): Almáchar

Pablo Moreno, autor de Caminante de palabras, escribe sobre Almáchar para el blog: 

"La luz intensa que desprendían las encaladas paredes del pueblo hizo fijar la mirada en la panorámica más bella del pueblo. Era mediodía. Se trataba de un momento excepcional para saborear los productos de la tierra. En uno de los restaurantes cercanos a la antigua iglesia pudimos degustar una de las mejores carnes. El sabor conseguido gracias a la buena elaboración y a la adquisición de un producto excepcional evocaron los mejores recuerdos. Instantes después de disfrutar de la gran comilona, se imponía hacer un poco de deporte. Almáchar es perfecto para ponerse en forma. Protegido por gatos, en la villa hay empinadas cuestas y pendientes para todos los gustos. Subirlas puede constituir un reto. Por eso, uno piensa que podría ser posible la construcción de un funicular, un tranvía, un ascensor panorámico de cristal o incluso montar un tren turístico. Dos fueron los núcleos expositivos visitados, pero yo me quedo con una fotografía del Museo de la Pasa en la que aparecía a escondidas un amigo. La visita coincidió con la Feria del Ajoblanco, un elixir mágico a base de almendras que cedí amablemente tras la insistencia de un periodista salvaje. Por cierto, aquí me sirvieron la Pepsi más barata de los últimos años. Eso sí, después de aprender mi primera frase de coreano que apenas ya recuerdo. Mamoko es un nombre propio que jamás se olvida."


----------------
Fotografía y texto, por Pablo Moreno

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!