jueves, 10 de julio de 2014

Relato corto: Letras

Ulises-Lima-y-Arturo-Belano,-Los-detectives-salvajes

Hace unos días escribí este curioso relato. Se titula 'Letras' y habla de dos jóvenes escritores y el mundillo literario en el que se mueven. ¡Espero que te guste!

A se obsesiona con la idea de que B ha plagiado uno de sus relatos. Ambos son jóvenes y han leído a Monzó, Bolaño y Borges. Ambos escriben en fanzines y publicaciones locales. Mucho los asemeja, tal vez por eso se odian. Cuando A lee el último cuento de B y halla paralelismos con una antigua historia suya, siente que la ira lo consume. Corre a casa de B a hablar con él, pero éste se encuentra fuera. A lo intenta de nuevo varios días más tarde, pero tiene la misma poca fortuna. Al fin coinciden tiempo después. Los dos son invitados para leer en un prestigioso recital literario. Durante la copa posterior, A se acerca a B y le expresa su enfado. B asegura no entender nada. Por supuesto, niega haber plagiado el relato de A. Son completamente distintos, proclama airado. A no queda satisfecho y le promete a B que acabará con su carrera. B se retira a casa y esa noche no puede dormir.

Cumpliendo con su palabra, A le cuenta a todo aquel que lo escucha que B es un tramposo, un impostor, un copión. El mensaje cala, se propaga por el mundillo la idea de que B es un fraude. Dejan de invitarlo a recitales y la mayoría de los fanzines y publicaciones en los que firma rescinden la colaboración. B no sabe qué hacer. Empieza a frecuentar bares donde los parroquianos hablan de libros que jamás han leído. Fantasea con la idea de irse de la ciudad, elucubra cómo sería comenzar de nuevo. De esta forma, una noche que duerme la borrachera en un portal, se le ocurre fingir su muerte y adoptar el nombre de C, para el que inventa una vida, con todos sus detalles y peripecias. Además, este nuevo C decide extender el rumor de que A, celoso y ladino, es el responsable de la repentina desaparición de B. Todo el mundo reacciona escandalizándose. Al principio no dan crédito al recién llegado pero, cuando se detienen a pensarlo, no les cuesta mucho imaginarse a alguien como A, siempre ansioso por despuntar, dispuesto a herir e incluso matar a quien vea como un rival, y desde luego B lo era.

Rápidamente, C se hace muy famoso entre los mentideros literarios. Sus relatos gozan del aplauso de crítica y compañeros escritores. Nadie parece darse cuenta de que C es B. Nadie salvo A, que maldice la jugada maestra de B y grita a los cuatro vientos el fraude, pero no lo creen. Ahora ha caído él en desgracia y la ciudad le da la espalda. A llora durante días. Se encierra en su piso y no recibe a nadie. Piensa que lo echarán de menos, que vendrán a implorarle que vuelva, pero esto no sucede. Una noche, completamente desesperado, con manchas de crudo bajo los ojos, A se cuelga de una farola enfrente de casa de B, ahora C. Cuando C lo encuentra ahorcado, ríe y se siente vencedor. Y, de hecho, así es por un tiempo. C se convierte en el rey indiscutido del panorama emergente literario. Todos los fanzines y las publicaciones lo quieren en sus páginas. Sin embargo, un día C lee un cuento de un tal D y no tiene dudas de que éste ha plagiado uno de sus antiguos relatos. 
FIN
------------
Si te ha gustado este relato, compártelo en Twitter y Facebook, ¡gracias!
Y si te has quedado con ganas de leer otras historias, échale un ojo al cuento 'El otro'.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!