miércoles, 18 de diciembre de 2013

'Alegría de vivir'



Ilusionados, mis hermanos y yo colocábamos las figuras del belén. El tío Juan, pegado al televisor, los ojos nebulosos y enormes, esperaba con su décimo temblequeando entre los dedos. La abuela Marina preparaba el cenachero, que jamás faltaba en nuestro nacimiento, cuando el tío Juan dio un brinco y sus gritos de júbilo nos alarmaron a todos. Saltamos y nos abrazamos presos de una inmensa alegría mientras los niños de San Ildefonso cantaban un número que no era el nuestro. En casa nunca cayó el Gordo, pero siempre celebramos tenernos los unos a los otros cada Navidad.


Pd: Este pequeño cuento ha sido galardonado con el primer premio del concurso de micro-relatos 'Navidad Joven 2013', certamen organizado por el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga, con la colaboración de la emisora de radio Onda Cero.


¡Felices Fiestas!

4 comentarios :

  1. Enhorabuena Fernando, con pocas palabras has expresado la idea de la Navidad en familia. Claro que la lotería nunca fue cosa que me atrajese mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Rafa! eso fue lo que intenté: mostrar la imagen tradicional de la Navidad en familia...y, luego, hubo un montón de suerte también!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!